Hacia una educación justa e incluyente: ¿cómo puede ayudar la evaluación educativa?

 

 

Consejeros de la Junta de Gobierno del INEE

 

6

 

Al plantear este número 5 de la Gaceta de la Política Nacional de Evaluación Educativa en México, desde el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) nos preguntamos en qué medida los resultados de las evaluaciones y pruebas aplicadas desde hace más de dos décadas en México han servido para orientar el desarrollo de políticas educativas dirigidas a revertir la inequidad en la educación.

Esta interrogante también ha guiado la construcción de la Política Nacional de Evaluación de la Educación (PNEE), en cuyo documento rector se establecen los ejes de trabajo en materia de evaluación y mejora educativa que habrán de llevar a cabo los distintos actores del Sistema Nacional de Evaluación Educativa (SNEE).

Con dicho fin, la Gaceta, testigo y divulgadora del trabajo desarrollado en el marco del SNEE, ha convocado a una pluralidad de experiencias y propuestas.

Desde el INEE se muestra la Consulta a Pueblos y Comunidades Indígenas sobre la Educación y su Evaluación, una propuesta para el uso de los recursos desde la perspectiva de la equidad y el proceso participativo que fundamenta las directrices para la mejora de la educación dirigida a niñas, niños y adolescentes de familias de jornaleros agrícolas migrantes.

Desde Argentina, Francia, Panamá, Líbano y Estados Unidos, diversos especialistas aportan perspectivas para una evaluación acorde con una educación justa e incluyente.

Esta confluencia reflexiva confirma la importancia de revisar los retos del Sistema Educativo Nacional, especialmente el de contribuir a garantizar el derecho a una educación de calidad a cientos de miles de niños, niñas y adolescentes (NNA) mexicanos.

En este sentido, la siguiente numeralia da cuenta de la realidad en la que se enmarca esta necesidad urgente de avanzar en la materialización de acciones y programas específicos, así como en su evaluación, para contribuir a la disminución de las brechas de equidad:

Acceso. Para el ciclo escolar 2014-2015, 57.8% de los niños de tres años no estaban matriculados y 26.8% de la población de 15 años estaba fuera de la escuela. A partir de esta edad, el porcentaje de no matriculados va en incremento. A los 24 años, el porcentaje es de 91.8% (INEE, 2016 b:32).

Equidad de género y permanencia: Para la población de 15 años y más, la brecha de escolaridad media entre sexos es de 0.4 años, en favor de los hombres. Sin embargo, la diferencia entre generaciones es notable, sugiriendo que el sistema educativo se ha vuelto más equitativo y las mujeres permanecen más en la escuela: la diferencia entre sexos respecto a la escolaridad media para la población de 15 a 24 años es de 0.3 años, mientras que es de 1.1 para el grupo de edad de 55 a 64 años (INEE, 2015:108).

Fragmentación y dispersión poblacional. El Panorama Educativo 2014 señala que la escolaridad media de la población de 15 años o más a nivel nacional es de 8.6 años; en zonas rurales es de 6 años; en contextos semiurbanos, 7.6, y en zonas urbanas, 9.7. La diferencia se observa también en localidades de alta marginación, donde la escolaridad promedio es de 5.5 años, mientras que en localidades de baja marginación es de 8.9 (INEE, 2015:112).

Infraestructura y servicios básicos. De acuerdo con el Panorama Educativo 2014, las insuficiencias más agudas con las que operan las escuelas deeducación básica son carencia de drenaje, 39.3%; falta de rampas para el acceso y circulación, 61.4%; ausencia de baños adaptados para alumnos discapacitados, 74.7%, y falta de acceso a internet, 58.3%. Además, 71.7% de las escuelas no tienen aula de cómputo y 54% no cuentan con laboratorios (INEE, 2015:212).

Pobreza y escolaridad. La tasa de asistencia escolar de la población de entre 15 y 17 años con educación básica completa muestra diferencias de acuerdocon la situación socioeconómica: 93.3% para población no pobre y no vulnerable; 78.4% para población en pobreza; 70.9% de personas en pobreza extrema, y 75.3% de la población vulnerable por carencias (INEE, 2016b).

Migración. Se estima que existen entre 279 mil y 326 mil NNA jornaleros agrícolas migrantes, de los cuales únicamente 46 447 reciben servicio educativo. Sólo entre 14% y 17% de esta población infantil asiste a la escuela (INEE, 2016b). Según la última Encuesta Nacional de Jornaleros (ENJO), en 2009 el promedio de escolaridad de la población jornalera migrante de 15 años o más fue de 4.5 años (INEE, 2016b).

Violencia e inseguridad. Entre 55% y 62% de los adolescentes en secundaria señalaron en 2009 haber sufrido alguna forma de maltrato en algún momento de su vida. Entre 2007 y 2011 se ha duplicado la tasa de homicidios en el rango de edad de 15 a 17 años, pasando de 8.2 a 15.8 por cada 100 mil habitantes (UNICEF, 2013).

Discapacidad y diferencias. El Panorama Educativo 2014 señala que la población con discapacidad tiene tasas de asistencia escolar más bajas que el resto de la población. Las diferencias entre la asistencia de la población con y sin discapacidad van de 5.5 a 19 puntos porcentuales en los grupos de edad que incluye la educación obligatoria. En cada preescolar, primaria y secundaria hacen falta rampas y baños o sanitarios adaptados para personas discapacitadas (INEE, 2015:99).

Logro educativo. En materia de logro de aprendizajes, los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea) señalan un rezago importante de los niños que viven en comunidades indígenas. En Lenguaje y Comunicación, 80% de los alumnos en primarias indígenas se encuentran en el nivel I, mientras que para Matemáticas el porcentaje es de 83.3%. La misma tendencia de rezago se registra en telesecundarias y secundarias comunitarias (INEE, 2016a).

Trabajo infantil. 10.5% de los nna entre 5 y 17 años se encuentran en condiciones de trabajo infantil (3 o35 466). De ellos, cerca de 40% no asiste a la escuela y alrededor de 30% labora en el sector agropecuario, una actividad considerada como altamente peligrosa (OIT, 2014).

Así es la dimensión del reto y de la propuesta de esta edición de la Gaceta. Bienvenido, estimado lector, deseamos que por medio de estas páginas se enriquezca nuestra mirada sobre las posibles vías que la evaluación habilita para mejorar la educación.

Referencias

INEGI (2010). Censo de población y vivienda 2010. México: INEGI.

INEE (2015). Panorama Educativo de México 2014. Indicadores del Sistema Educativo Nacional. Educación básica y media superior.

INEE (2016a). Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea). Resultados 2015. México: INEE.

INEE (2016b). La educación obligatoria en México. Informe 2016. México: INEE.

OIT (2014). El trabajo infantil y el derecho a la educación en México. México: OIT.

UNICEF (2013). Informe Anual UNICEF. México 2013.

Información estadística validada por la Dirección General de Integración y Análisis de la Información de la Unidad de Información y Fomento de la Cultura de la Evaluación del INEE.

Deja tus comentarios

Envíar comentarios como un invitado

0
términos y condiciones.

Personas en esta conversacíon

  • DAMARIS DAVALOS

    Faltan datos mas finos de las deficiencias de operacion de las escuelas, tales como: Cuantos dias a la semana se labora realmente en las zonas rurales, cuantos niveles educativos de educacion basica atiende un profesor, nivel de preparacion con que cuentan los maestros de educacion de alumnos discapacitados, materiales basicos como pizarrones, gises, cartulinas, hojas blancas, televisores y videocaseteras en las aulas de educacion a distancia, baños para hombres y mujeres, regularidad en el pago de las quincenas a los docentes, entrega a tiempo de libros y otros materiales audiovisuales, cambios de directivos, despidos de personal que no se reemplazan, vacantes que no se ocupan, etc. que entorpecen enormemente el desarrollo efectivo de las clases. Hay muchas deficicencias que sólo se pueden ver in situ. Hay que abandonar los escritorios si en realidad desean realizar una evaluación profunda de los usos y costumbres de las autoridades, el personal de apoyo y los docentes en cada plantel. Lo que presentan en cifras es muy ilustrativo, ya se venía observando de unos años a la fecha, y no se presenta un análisis muy profundo. Hay que invertir bien en educación e investigación, mas que en campañas políticas.

  • Artemio Barragán Valencia

    Recuerdo cuando tuve mi primera experiencia con dado clases "no me la creía que por hacer algo así me pagasen" pero sucedió más tarde que con las evaluaciones empecé a tener problemas. Cómo hacer para que fuese justa, cómo evaluar con precisión, cómo evaluar en sí, para qué evaluar, por qué hacerlo y lo más importante cómo retroalimentar ese proceso de evaluación. Ante esta situación fue que me introduje de lleno a la lectura evaluativa y con ello a pondear un acervo cultural de esta. Lo que me regresó de nuevo a las aulas con más confianza y motivación. Estas nuevas ideas mejoraron de forma significativa la calidad de evaluación que realizaba, por ende, mi interés mi interés en el potencial de la evalución creció a partir de esta experiencia. Entonces, comencé a experimentar con la evaluación y con mis estudiantes para poder concretar y profundizar estas ideas, mientras me movía por el plan de estudios y centrando mi trabajo con las prácticas de evaluación que ayudaran a mis alumnos aprender a aprender. En general, a través de dicha experiencia puedo asegurar que para que la evaluación sea justa e incluyente se tendría que trabajar uno de los aspectos más importantes de esta, la RETROALIMENACIÓN, hasta la fecha he leído innumerables artículos, ponencias, libros (publicados por el INNE), etc. y cuando se refieren a este aspecto solo lo hacen de forma general, es decir, como un proceso más. Mi hipótesis es sencilla "el proceso de RETROALIMENTACIÓN" es el eje central para una evaluación justa e incluyente. Saludos y espero mi aporte sea de utilidad. Soy maestro de Primaria con clave federal y confieso que confió en la evaluación para la mejora.

  • Miguel Ángel Guzmán Salgado

    La Evaluación es la parte esencial que determina el avance o retroceso de un sistema o Modelo Educativo; partiendo de factores tangibles e intangibles, como los planes y programas de estudio; las secuencias didácticas e instrumentos previos de evaluación diagnóstica, formativa y sumativa. considerando los contextos y estructura de contenidos concretos que permitan un aprendizaje significativo.
    Los intangibles constituyen políticas educativas, estimulos y beneficios que permitan una inserción del aprendiz en el mercado laboral y/o en centros de investigación que le permitan desplazarse en esferas del postgrado.
    con leyes justas y claras que permitan un objetivo integral en la formación del educando.

    de Guerrero, Mexico
  • Martín

    En el rubro de infraestructura y servicios básicos es importante desglosar por nivel educativo, modalidad y tipo. No se menciona como insuficiencia de infraestructura el tamaño de las aulas y el número de estudiantes por aula, sobre todo en el medio urbano.
    Faltan datos de movilidad docente y cuántos estudiantes son atendidos por CONAFE.
    Los datos de pobreza y escolaridad no especifican la situación en la educación básica y las correlaciones entre logro educativo, situación social, movilidad docente, número de comisionados al SNTE y forma de designar a los mandos medios y superiores dentro de la burocracia educativa en cada estado.
    Gracias por la información.

  • Artemio Barragán Valencia

    En definitiva nadie duda en que la evaluación es un proceso que nos llevará a la mejora. Pero diversos estudios denotan que existe una evidente falta de cultura respecto a este rubro, por consiguiente, se descuida todo su potencial, lo que provoca prácticas de rendimiento y no de dominio de aprendizaje. Esta problemática arroja logros que son falseados.

  • FERNANDO

    Me parecen cifras relevantes sobre la evaluación en sus diferentes dimensiones, sin embargo quisiera saber de que forma evaluar a los docentes marcará la pauta para salir de el retraso que se enmarca.
    En la anterior evaluación se destacó un alto porcentaje de docentes que tuvieron buenos resultados; entonces, ¿no era ese el problema?

  • ANA MARIA JAIMES OROPEZA

    La numerologia siempre es fría y no permite una consideración real de lo que sucede al interior de las aulas escolares. La asistencia de los niños con discapacidad no solo requiere de baños y rampas, se requiere de chicharras visuales para los sordos, de maestros bilingües con lengua de señas o por lo menos de traductores digitales que les faciliten su estancia, y muchas mas necesidades de acuerdo al alumno en cuestión, ya sea discapacidad visual, TGD, TDAH, o para el "simple y sencillo" problema específico de alguna de las áreas de aprendizaje. Las niñas asisten a la escuela pero no dejan de hacer las tareas domésticas y de ayuda de crianza a sus hermanos por lo que en muchas ocasiones no pueden estudiar ni hacer tareas. En cuanto a discriminación no es con evaluaciones como se erradicará ya que es de actitud, de valores, de inclusión, de valor hacia la vida y la niñez, existen docentes que rechazan, que propician las burlas y la exclusión, que sus prácticas dejan mucho que desear.

  • ALEXIS CACERES

    Considero que se debe evaluar el impacto de las Política Públicas Educativas y los canales que la vinculan con este sector, a través de Tets a los funcionarios a su cargo, así mismo la realidad de la infraestructura y los programas de fortalecimiento.

  • Julian Cintora Contreras

    Ya es tiempo de reflexionar en el sentido de la eficacia de las estrategias establecidas para atender el problema historico del rezago educativo en los pueblos marginados de nuestro pais.

Temas de interés

Contenido

Encuesta

encuesta1

Suplemento

BOTON

 

Calendario

CALENDARIO2

 

Micrositio PEEME

banner peeme

 

Política de privacidad | Condiciones generales de uso | Contáctenos | Reportar problemas técnicos a soporte

Av. Barranca del Muerto no. 341, Colonia San José Insurgentes, Del. Benito Juárez; C.P. 03900 México, Ciudad de México. Teléfono 5482 0900
Copyright © 2013 Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. Todos los derechos reservados.