El esfuerzo de México por mejorar su sistema educativo es más significativo que el realizado por la mayoría de los países de la OCDE

INEE Comunicados
  • Sin embargo, debe reducir la brecha que lo separa de las naciones más escolarizadas.

El reporte de indicadores titulado: Education at a Glance 2004 dado a conocer ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, muestra que:

  • México debe hacer un esfuerzo muy grande para reducir la brecha que lo separa de los países más escolarizados de esa organización, lo cual es fundamental para que nuestro país alcance altos niveles de desarrollo;
  • Las condiciones económicas y demográficas del país, muy diferentes a las de los que integran la OCDE, explican en parte su menor avance en el terreno educativo y, a la vez, hacen necesario redoblar los esfuerzos al respecto;
  • El esfuerzo de México por extender y mejorar su sistema educativo es más significativo que en la mayoría de las naciones de la OCDE, y en algunos aspectos hay avances importantes.

El INEE, en el documento titulado La edición 2004 de Education at a Glance de la OCDE. Presentación general y lecciones para México, firmado por su director general Felipe Martínez Rizo, y a disposición del público en la página web: www.inee.edu.mx, establece que a diferencia de las demás naciones participantes en este Panorama Educativo, México todavía debe atender a una gran población de niños y jóvenes de 5 a 14 años (22 por ciento) cuando en promedio los países de la OCDE atienden sólo al 12 por ciento de su población en ese grupo de edad. Por ello, el esfuerzo que tiene que hacer nuestro país para ofrecer a sus habitantes un mínimo de escolaridad es mucho mayor al de las naciones con menor población en edad escolar básica.

En términos absolutos, el gasto educativo de México es el más bajo de los países que integran la OCDE. Esta comparación no hace justicia al esfuerzo de cada nación dada la gran diferencia del Producto Interno Bruto per cápita (PIB) de nuestro país con los demás de la OCDE. Por ello, es mucho mejor el indicador que compara el gasto educativo directo de los diversos países en términos de su relación con el PIB per cápita de cada uno.

En su análisis, el director general del INEE resalta que México gasta menos que el promedio de los países miembros de la OCDE: en preescolar (15 veces su PIB per cápita contra 17); en primaria (15 contra 20) y secundaria (15 contra 23), pero invierte más en educación media superior (34 contra 28) y en educación superior (39 contra 34).

A pesar de las diferencias existentes en los recursos destinados a educación básica, otro indicador de Education at a Glance señala que el gasto educativo de México se ha incrementado en todos los niveles. En educación básica y media superior el aumento ha sido mayor al de la matrícula; en educación superior el gasto total también ha aumentado, pero el gasto por alumno ha bajado.

Martínez Rizo establece: aunque los indicadores de la OCDE nos ubican por debajo del promedio de los países que la integran, México logró avances importantes en materia educativa, entre los que destaca reducir la diferencia en el rendimiento escolar presentada por hombres y mujeres en las diversas áreas del conocimiento, lo cual resulta positivo desde el punto de vista de la equidad.

En cuanto a los indicadores de acceso, participación y progreso en educación, sin contar la educación de tiempo parcial, la OCDE hace notar que un niño mexicano nacido en 2002 espera alcanzar 12.9 años de escolaridad, frente a 15.8 años que esperaría, en promedio, un niño de cualquier otro país miembro del organismo.

Al comentar los indicadores sobre el entorno de la enseñanza y la organización de las escuelas, el director general del INEE apunta que, en primaria, el tamaño de los grupos mexicanos es ligeramente superior a la media de la OCDE, mientras que en secundaria es sensiblemente mayor. “El caso de Corea muestra, sin embargo, que es posible tener altos niveles de calidad con grupos grandes”.

El indicador que se refiere a los salarios de los maestros muestra que los pagados en México son inferiores a los de la media de la OCDE, aunque Turquía, Hungría, Eslovaquia y la República Checa son aún más bajos. “Pero si se comparan los salarios en relación con el PIB per cápita de cada país, la situación cambia radicalmente, y los salarios de los maestros mexicanos son casi los más altos de la OCDE, sólo detrás de los de Corea. México fue, junto con Hungría, el país de la OCDE en el que los salarios de los maestros registraron mayores incrementos entre 1996 y 2002”.

Education at a Glance se publica desde 1992 y consiste en un conjunto de indicadores que se ha convertido en importante referencia para comparar diferentes sistemas educativos mundiales. México es el único país latinoamericano que por decisión propia participa en este esfuerzo, desde 1994, año en que ingresó a esta organización. En su primera participación, nuestro país sólo aportó información sobre 42 indicadores, menos de la mitad del total; en los anuarios más recientes, México cuenta con datos de más de 90 indicadores.

Los indicadores de la OCDE permiten una visión general de la situación del sistema educativo mexicano en una perspectiva internacional, y su utilización cuidadosa puede ayudar a las autoridades a tomar decisiones que contribuyan a mejorar la calidad educativa.

Por ello, se requiere que cada estado del país cuente con indicadores que ofrezcan una visión más detallada de la educación nacional, que la proporcionada por la OCDE. Esta tarea forma parte de la Misión del INEE.

El análisis del INEE sobre el reporte de la OCDE puede consultarse en la página web: www.inee.edu.mx.

Comunicado de prensa No. 30

Hits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICACIONES

PRODUCCIONES INEE Tv

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp Whatsapp
Ir al contenido