La equidad, factor fundamental para lograr un sistema educativo de buena calidad: INEE

INEE Comunicados
  • En su Informe 2007, el Instituto analiza poblaciones vulnerables.

Para que el Sistema Educativo Nacional sea de buena calidad se requiere que todos los niños accedan a la escuela, permanezcan en ella y lleguen hasta el final de la educación básica, ya que la equidad es una dimensión esencial de la calidad, señala el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), en su Informe 2007.

Este estudio, denominado La educación para poblaciones en contextos vulnerables, tiene como tema central el análisis de los servicios educativos que atienden a alumnos que viven en condiciones de pobreza, y sostiene que la problemática de la desigualdad es un reto fundamental que debe enfrentar la política educativa. “Un sistema educativo no es de buena calidad si la educación que ofrece cada escuela no incluye lo necesario para que los alumnos de cada una alcancen niveles aceptables de aprendizaje”.

De acuerdo con este informe, para que la política educativa enfrente desde su raíz el problema de la desigualdad, debe “replantear de manera sustancial el modelo de extensión de los servicios seguido hasta ahora, el financiamiento, el uso que se puede dar a los resultados de las evaluaciones, el currículo mismo y los modelos de enseñanza apropiados para los distintos grupos de alumnos, en especial los más pobres”.

Dividido en cinco capítulos, el primero analiza las desigualdades de la escuela y el entorno, mostrando que los alumnos que viven en circunstancias más desfavorables en el hogar son atendidos en escuelas con mayores carencias, lo que explica la gran desigualdad de los resultados escolares. “En vez de que la escuela compense, en alguna medida, las desventajas de los alumnos de medios desfavorables, contribuye más bien a agudizarlas”.

En los capítulos siguientes, el Informe 2007 del INEE analiza los casos de las primarias indígenas, el aprendizaje de los estudiantes comunitarios de tercer grado y la telesecundaria, como casos particulares de servicios educativos que atienden a alumnos en contextos vulnerables.

Basándose en las evaluaciones hechas en 2005 a alumnos de sexto de primaria, el estudio presenta un análisis sobre el desempeño de los niños indígenas, mostrando que obtienen mejores resultados en las evaluaciones los estudiantes que asisten a escuelas rurales, que los que asisten a escuelas indígenas.

Señala que es indispensable hacer una revisión seria de la educación indígena, con miras a que ésta efectivamente cumpla con el cometido de ofrecer educación bilingüe y culturalmente pertinente a los estudiantes; se requiere mejorar la calidad de los docentes de las escuelas indígenas, y que se inviertan más recursos para educar a estas comunidades, cuyas condiciones socioeconómicas son las más desfavorables.

En otro capítulo, el Informe 2007 del INEE analiza el caso de los cursos comunitarios del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), con base en los resultados de las evaluaciones aplicadas en 2006 a estudiantes de tercero de primaria.

En los cursos comunitarios un instructor, sin formación profesional, atiende a nueve o diez alumnos de todos los grados de primaria que pertenecen a los estratos más pobres de la sociedad, por lo que sus resultados en las evaluaciones eran siempre bajos, sólo superiores a los de los niños indígenas.

Al respecto, los resultados de la evaluación 2006 del INEE muestran que los alumnos de cursos comunitarios obtuvieron calificaciones superiores a las obtenidas por estudiantes de otras modalidades y estratos escolares públicos tanto en Español como en Matemáticas, lo que hace suponer que “los alumnos con desventajas económicas pueden aprender tanto o más que sus contrapartes que se encuentran en mejores condiciones sociales”.

Más adelante, el Informe analiza la situación de la telesecundaria en México, modalidad que ha permitido ampliar las oportunidades de escolarización de los sectores menos favorecidos.

Es necesario “otorgarle (a la telesecundaria) la atención prioritaria que merece, de manera que deje de ser una opción de pobre calidad para los pobres; tal atención implica, en cortísimo plazo, evitar la tentación de hacer modificaciones al Modelo Renovado antes de que éste tenga posibilidad de establecerse plenamente en las escuelas; lo anterior significa, sin duda, garantizar que todas y cada una de ellas cuenten con las condiciones materiales y pedagógicas que la nueva propuesta presupone para que los profesores enseñen y los estudiantes aprendan”.

Por último, el estudio La educación para poblaciones en contextos vulnerables. Informe 2007, hace una reflexión sobre la relación entre equidad y calidad, considerando que la primera es una dimensión esencial de la segunda.

Para el INEE, el concepto de calidad educativa comprende las siguientes dimensiones:

  • La relevancia de los planes y programas de estudio.
  • La eficacia interna y externa que, en la educación básica, se traduce en la universalización del acceso a la escuela, la permanencia en ella y la conclusión del trayecto por todos los alumnos, en los tiempos estipulados, y habiendo alcanzado los resultados previstos.
  • La suficiencia de los recursos y la eficiencia de su utilización. Y la equidad, en el sentido de un apoyo diferenciado, en función de la necesidad, para que todos los alumnos alcancen niveles mínimos aceptables de resultados.

Este Informe 2007 del INEE puede ser consultado, y es posible imprimirlo, en su versión de Internet en el sitio: www.inee.edu.mx/

Comunicado de prensa No. 08

Hits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICACIONES

PRODUCCIONES INEE Tv

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp Whatsapp
Ir al contenido