El legado de Jaime Torres Bodet Uriel Carrillo

BodetPolifacético y culto, laico sin estridencias, defensor de nuestra soberanía e impulsor de un orden mundial multilateral; apasionado educador, su vasta hoja de servicio, o “su retiro en la vida pública”, parafraseando a Carlos Pellicer, opacó durante décadas su amplia obra poética y narrativa, su valiosa aportación a nuestras letras y su caudaloso legado testimonial, clave para entender nuestro parto como nación moderna. Quintaesencial hombre de Estado, Jaime Torres Bodet fue uno de los mexicanos más preclaros del siglo XX (Konzevik y Montellano, 2017: 9).

Así comienza el texto del reciente Jaime Torres Bodet. Iconografía, publicado por el Fondo de Cultura Económica.

Hombre de letras
Con frecuencia se dice que tal o cual figura destacada fue una persona de su época. Ello suele significar que el individuo en cuestión respondió a los retos de su momento o que destacó más allá de sus medios, entorno y tiempo. Jaime Torres Bodet (1902-1974) fue un hombre de ideas claras, de incansable vocación política y social, que destacó como diplomático, educador, funcionario, poeta y ensayista. Fue integrante de Los Contemporáneos, a lado de Salvador Novo, Xavier Villaurrutia y Jorge Cuesta, entre otros. En palabras del mismo Torres Bodet: “Nos sabíamos diferentes. Nos sentíamos desiguales […]. Éramos, como Villaurrutia lo declaró, un grupo sin grupo. O, según dije no sé ya dónde, un grupo de soledades”. De su obra literaria destacan Sonetos (1949), Lecturas clásicas para niños (1925), La educación sentimental (1929) y Contemporáneos (1928).

Torres Bodet, funcionario
En su faceta de servidor público, el joven Torres Bodet trabajó como secretario particular de José Vasconcelos en la rectoría de la Universidad Nacional de México y en la Secretaría de Educación Pública. Entre 1922 y 1924, asumió la jefatura del Departamento de Bibliotecas. Desde allí, multiplicó el número de libros y llenó los estantes escolares del país con autores como Cervantes, Balzac, Victor Hugo, Montaigne, Descartes, Pascal, Rousseau y Romain Rolland. Creó bibliotecas especiales con base en las condiciones de los posibles usuarios y organizó centros de lectura en zonas rurales. Fue artífice en la Primera Feria del Libro en el Palacio de Minería (Konzevik y Montellano, 2017).

Jaime Torres Bodet dio continuidad a la política cultural de Vasconcelos; tuvo dos gestiones al frente de la SEP: de 1943 a 1946, siendo Manuel Ávila Camacho presidente, y en el sexenio completo de Adolfo López Mateos, de 1958 a 1964. Fue director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) entre 1948 y 1952.

Proyecto educativo
Durante el segundo periodo de Torres Bodet al frente de la SEP, se puso en marcha el Plan de Once Años para la Expansión y Mejoramiento de la Enseñanza Primaria. Según explicó él mismo, el programa tenía tres propósitos fundamentales: enseñar a leer y escribir a los iletrados; servir de base para la creación de una organización educativa extraescolar; y “depurar la noción de solidaridad” para que todo mexicano, letrado e iletrado, vinculase sus problemas con los de sus conciudadanos (Konzevik y Montellano, 2017).

En 1959 había un total de 34 591 escuelas; para 1970 esa cantidad casi se duplicó (54 954). Durante el mismo periodo, el número de alumnos pasó de 5.3 a 11.5 millones, y el de profesores de 134 670 a 332 548 (Torres, 1959). Con la iniciativa de Torres Bodet se modificaron los planes de estudio, se reagruparon las asignaturas por áreas y se renovaron los métodos de enseñanza. El también poeta impulsó la educación tecnológica y fundó los Centros de Capacitación para el Trabajo Industrial y para el Trabajo Agrícola; además, promovió las Misiones Culturales en el campo y buscó la aprobación de un plan de reformas para la educación media. Un fragmento del discurso que Jaime Torres Bodet pronunció el día del maestro en 1964 da cuenta clara de su visión de la tarea del maestro:

No se inventa la madurez, ni se altera arbitrariamente la sucesión de las estaciones. Jardineros del alma, los maestros lo saben por experiencia. Nadie conoce mejor que ellos cuánta predilección (impregnada, a la vez, de sabiduría y rigor pacientes) exigen cálices tan sutiles y floraciones tan vulnerables y prodigiosas. El tiempo sería su principal adversario, si no pusiera el maestro, en cada momento, lo más puro de su conciencia. Pero, cuando de veras se entrega a sus alumnos, el profesor lo advierte con gratitud: ese virtual enemigo acaba por convertirse en el más noble de sus aliados. Como la del poeta de La orestiada, la obra de todos los educadores está dedicada al tiempo.

Libros para todos
Otras de las grandes tareas emprendidas por Torres Bodet fue la creación, en 1959, de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (CONALITEG). El 21 de mayo de 1959 lanzó la convocatoria a escritores y pedagogos mexicanos para participar en la elaboración de los textos para los seis grados de primaria. Los más de diecisiete millones de libros y materiales educativos fueron enviados a todas las oficinas de correos de los estados y territorios de la República a través de la Dirección General de Correos (CONALITEG, 2017).

Referencias

CONALITEG. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (2017). A cincuenta y siete años de la entrega del primer libro de texto gratuito, 16 de enero (blog).
JARQUÍN, María Teresa y Carlos Herrejón Peredo (1995). “El Plan de 11 años y la diligencia hacendaria”. En Breve historia del Estado de México (en línea).
KONZEVIK, Adriana y Francisco Montellano (2017). Jaime Torres Bodet. Iconografía Ciudad de México: Fondo de Cultura Económica.
TORRES Bodet, Jaime (1959). El plan de rescate educativo”. Siglo Mexicano.
TORRES Bodet, Jaime (1960). “Primera entrega de libros gratuitos de texto”. Siglo Mexicano (en línea).
TORRES Bodet, Jaime (1987). Contemporáneos. Ciudad de México: Universidad Nacional Autónoma de México-Universidad de Colima.
CAMPUS MILENIO (2017). “Jaime Torres Bodet. Semblanza y memoria”. ISSUU, 20 de diciembre.

Hits
Tags: Blog RED

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp Whatsapp
Ir al contenido