El Sistema Educativo Mexicano requiere formas de enseñanza más apropiadas

INEE Comunicados

Para elevar la calidad de la educación básica en México, el Sistema Educativo Nacional debe establecer formas de enseñanza más apropiadas a las condiciones económicas y culturales de los alumnos de los sectores desfavorecidos; incrementar los recursos y utilizarlos adecuadamente y mejorar los pesados planes de estudio de la secundaria.

Lo anterior se desprende del informe sobre La calidad de la educación básica en México 2004, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) el cual apunta como una necesidad que estas nuevas formas de enseñanza –apropiadas a las condiciones económicas y culturales de los alumnos- se apliquen en las primarias de escuelas indígenas y cursos comunitarios, y en secundaria en la modalidad de telesecundaria, principalmente.

Los pesados planes de estudio de la secundaria deben actualizarse para dar paso a una estructura curricular más adecuada a las necesidades de los estudiantes y a la pluralidad cultural del país, destaca el análisis. El reto más claro de la educación básica en México sigue siendo asegurar efectivamente la cobertura universal en la secundaria.

Para aumentar la eficiencia de los resultados del aprendizaje, también es necesario realizar una transformación profunda de la forma en que se manejan las escuelas, un cambio que permita a los maestros y padres de familia –con el director del plantel a la cabeza- mayor participación en la toma de decisiones.

En el nivel de secundaria, la situación es preocupante: la reprobación y la deserción son altas, lo que impide que la eficiencia terminal mejore sustancialmente. El hecho de que 30 de cada 100 jóvenes de la misma edad (cohorte) no termine la secundaria, ni siquiera tres o cuatro años después de lo estipulado, “es uno de los indicadores que debería reclamar prioritariamente la atención de autoridades, maestros y familias”.

A pesar de que en la primaria la cobertura es casi total, la situación de estudiantes que tienen una edad mayor a la que debieran tener en el año que cursan (extraedad) sigue siendo un problema serio y repercute directamente en la menor cobertura y en que terminen de manera eficiente la secundaria. Menos de dos por ciento de las personas de 12 a 15 años declara no haber asistido nunca a la primaria, y 4.6 por ciento adicional la abandonó.

De acuerdo con los más recientes estudios del INEE, a nivel nacional la reprobación en primaria pasó de 10.1 por ciento en el ciclo escolar 1990-1991 a 5 por ciento en 2003- 2004, tiempo en el cual la deserción pasó de 4.6 por ciento a 1.3 por ciento y la eficiencia terminal avanzó de 70.1 por ciento a 89 por ciento.

En ese mismo lapso, en secundaria la reprobación se redujo de 26.5 por ciento a 18.6 por ciento, la deserción de 8.8 por ciento a 6.8 por ciento y la eficiencia terminal de 73.9 por ciento a 79.7 por ciento.

En cuanto a preescolar, en el ciclo 2003-2004 la cobertura total alcanzó 58.6 por ciento y en el tercer grado 85.8 por ciento, cuando una década antes era de 76.1 por ciento.

Comunicado de prensa No. 39

Hits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICACIONES

PRODUCCIONES INEE Tv

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp Whatsapp
Ir al contenido