¿Por qué es importante la educación digital?

Por Verónica Garduño G.

Todos los días podemos ver, incluso en las tareas más sencillas, el impacto de la tecnología en nuestra vida; la utilizamos para resolver cuestiones como elegir una ruta de transporte o consultar las últimas noticias. Sin embargo, la tecnología también ha cambiado la manera en que trabajamos y, sobre todo, estudiamos.

Varios pensadores y teóricos se han dado a la tarea de reflexionar sobre el impacto de la tecnología en los estudiantes; uno de ellos es Marc Prensky, famoso por acuñar el término nativos digitales.

El escritor estadounidense plantea que las tecnologías actuales dan a los niños nuevas capacidades que sus profesores no tuvieron en su infancia, entre las que destacan crear conexiones en tiempo real con gente alrededor del mundo, construir aplicaciones útiles, hacer análisis complejos y elaborar programas de simulación, videos y robots, entre otras.

Prensky considera que, ante los veloces cambios que enfrenta la sociedad, las nociones tradicionales de la educación ya no son válidas. Ahora es necesaria una visión más adecuada para los niños, una educación que los ayude a convertirse en las personas que quieren y necesitan ser.

De receptores pasivos a protagonistas de actividades

María Carmen Buelga, especialista en psicología social, explica que la tecnología en la educación implica un nuevo paradigma en el que niños y jóvenes dejan de ser receptores pasivos y repetidores de la información que se les trasmite y pasan a ser los protagonistas de las actividades.

En su informe Tecnologías digitales al servicio de la calidad educativa, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) considera que la velocidad con la que crece el conocimiento humano lo convierte en imposible de atrapar, condensar y memorizar. Está disponible en breves plazos para ser incorporado, cuestionado y crear nuevo conocimiento a partir de él.

Según la UNESCO, esta situación plantea no una crisis de la educación, sino de la escuela tal como ha sido concebida y construida hasta ahora, por lo que hace un llamado urgente para que cambie, a riesgo de volverse irrelevante.

¿Cuáles son los elementos necesarios para contar con una efectiva educación digital?

No se trata de dotar con dispositivos de última tecnología a los alumnos. Necesitamos saber el uso y el impacto que tienen tablets y laptops en sus usuarios. Si se conoce esa información, se podrá mejorar la planeación de futuros programas de tecnología en las escuelas.

El papel de los docentes sigue siendo fundamental en la era digital, no pueden ser reemplazados por plataformas o contenidos digitales, advierte la UNESCO. Por ello, debe fortalecerse su formación en la materia, sobre todo, tomando en cuenta que las habilidades digitales cambian constantemente y deben ser actualizadas.

La pedagogía y los métodos que se utilizan para enseñar y aprender son fundamentales en esta nueva época, pues los usuarios deben acoplarse constantemente a nuevos dispositivos, software y aplicaciones.

Ese cambio no lo lograrán los alumnos por sí mismos. Los docentes tienen que apoyar la transformación en la pedagogía, enfocada al estudiante como participante activo de su búsqueda del conocimiento.

¿Qué ocurre en nuestro país?

En México, la educación digital no ha podido consolidarse, a pesar de que desde hace dieciocho años se puso en marcha la idea; las carencias en la infraestructura han sido el gran obstáculo.

Entre 2008 y 2016 el país gastó 36 596 millones de pesos en programas de educación digital, los cuales no dieron los resultados deseados según señalaron expertos nacionales e internacionales a la revista Expansión.

En la lista de programas fracasados se encuentran: Enciclomedia, Habilidades Digitales para Todos, la entrega de laptops para alumnos de quinto y sexto de primaria y el Programa de Inclusión y Alfabetización Digital (PIAD).

En el sexenio pasado se puso en marcha el programa @prende 2.0, con el objetivo de fomentar el desarrollo de habilidades digitales y pensamiento computacional, sin embargo, de acuerdo con reportes del periódico Reforma, fracasó: de las 826 aulas en las que debía instalarse sólo se logró la correcta operación en sesenta y cinco. A decir de Secretaría de Educación Pública (SEP), ello fue causado por la incompetencia de la empresa Interconecta, que en marzo había ganado el contrato de cuatrocientos cuarenta millones de pesos para implementar el sistema en 761 escuelas.

Se espera que en las próximas semanas se defina la estrategia digital que seguirá el nuevo gobierno.

Referencias 

GONZÁLEZ, Isabella y Víctor Fuentes (S/F). “Fracasa (otra vez) educación digital”. Reforma (en línea).

ORTEGA, Adriana (2016). “México malgasta 36,000 mdp en programas de educación digital”. Expansión, 17 de octubre (blog).

REDACCIÓN SM (2017). “La educación del futuro debe empoderar a los niños para mejorar el mundo”: Marc Prensky”. Grupo SM blog, 9 de marzo.

(UNESCO). Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (2016). Tecnologías digitales al servicio de la calidad educativa (en línea).

 

Hits
Tags: Blog RED

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp Whatsapp
Ir al contenido