Inclusión

La asociación civil Innovación y Asesoría Educativa nos comparte este video, que no tiene desperdicio. Se trata de un testimonio que demuestra que el trabajo en equipo, el amor a la vocación y un alto sentido de la responsabilidad pueden obrar maravillas. En la escuela Profesor Jerónimo Ahumada Armenta, de Baja California Sur, suceden todos los días. Niños con síndrome de Asperger —autismo— severo, ceguera, hipoacusia e incluso leucemia están perfectamente integrados a las actividades escolares y socializan con creciente éxito. ¿Cómo ha logrado estos resultados el equipo de directivos y docentes? Preparándose con un objetivo común… Pero es mejor que ellos nos lo cuenten.

Hits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp Whatsapp
Ir al contenido