Una mirada a la seguridad y educación en México

Por Michel Kaslin Miranda
14/05/2019

Educación y seguridad son dos temas torales en cualquier agenda; más cuando se trata de estudiarlos para delimitar sus retos, en una actualidad compleja y en constante cambio. Es preciso alcanzar un marco cultural básico que sirva de base a la superación del país, a fin de comunicarnos y competir internacionalmente (Faesler, 2019). Para ello, conviene aproximarnos desde diversas perspectivas al vértice en el que se unen estos temas. Un primer acercamiento es analizar la interrelación entre ambos rubros a partir de la percepción que tienen de ellos los propios alumnos. En este sentido, la Consulta Infantil y juvenil del Instituto Nacional Electoral (INE, 2019) y los resultados de Cívica 2016, del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE, 2018), son dos parámetros indispensables para tener un mapa amplio de la situación en la materia.

Consulta Infantil y Juvenil 2018

Este tipo de ejercicios democráticos que elabora el INE tienen por objeto familiarizar a los niños y jóvenes en diversas prácticas ciudadanas con el fin de que se asuman como titulares de derechos y agentes de cambio desde temprana edad (INE, 2019: 7). En la versión del año pasado se presentaron datos relevantes en cuanto a la percepción de la seguridad por parte de niños y jóvenes –entre seis y diecisiete años–, que además fueron consistentes con la percepción de adultos. En el inciso de incidencia de violencia según su entorno, las niñas y niños de entre seis y nueve años refirieron en mayor medida afrontar violencia en el hogar (59.3%), mientras que 53.4% del grupo de entre diez y diecisiete años dijo enfrentarla en la escuela. De igual forma, 34% de los alumnos entre catorce y diecisiete años manifestó vivir violencia en las calles (INE, 2019: 85). Tales datos se han mantenido constantes desde la consulta de 2015. En cuanto a la violencia escolar, es interesante observar que la incidencia es mayor en escuelas privadas: 23.3% contra 21.3% en edades de seis a nueve años, y se mantiene en una media de 13% en edades de diez a diecisiete años en escuelas privadas y oficiales. El promedio nacional en la percepción de inseguridad en la escuela es de 31.5% en general y 37.1% para las mujeres (INE, 2019: 87). De acuerdo con estos datos la percepción de inseguridad para los menores de nueve años está en el hogar, aunque a la vez lo identifican como el lugar de mayor confianza, y a partir de los diez años la escuela se considera el lugar de mayor violencia, en ambos casos con mayor prevalencia entre mujeres.

Cívica 2016

El Estudio Internacional de Educación Cívica y Ciudadana, coordinado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA) con la participación en México del INEE, toma como referencia a estudiantes de segundo de secundaria para evaluar contenidos relacionados con la educación cívica. En este proceso se plantean preguntas sobre la disposición de los estudiantes al compromiso y sus actitudes hacia los temas de la ciudadanía.

De acuerdo con los resultados de Cívica 2016, los países nórdicos –junto con China– tuvieron los puntajes más altos; los cinco más bajos corresponden a otras tantas naciones latinoamericanas, entre ellas México, que quedó arriba de Perú y República Dominicana y debajo de Chile y Colombia.

Si se considera la relación entre el Índice de Desarrollo Humano y los resultados de Cívica, nuevamente México ocupa los últimos lugares, sólo arriba de Bulgaria, Perú y República Dominicana.

Como se percibe en la tabla 1, el estudio integra cinco rangos, siendo el A el más alto (ideal) y el D el más bajo. En el caso de nuestro país solamente 13% de los alumnos participantes se encuentran en el nivel A; 66% se ubica en los niveles B y C; y 18% en el D. Ello significa que 66% de los alumnos están familiarizados con conceptos y prácticas cívicas y ciudadanas, y 18% tienen importantes carencias al respecto (INEE, 2018: 47). Según Cívica 2016, el clima de convivencia escolar resulta poco favorecedor en México, donde el acoso escolar o bullying crea un ambiente de inseguridad y debilita la convivencia.

Gráfica

¿Cómo cambiar la percepción de seguridad escolar en un entorno donde los estudiantes carecen de elementos formativos y éticos que les permitan ser mejores ciudadanos?

Una adecuada formación ética y cívica es indispensable para que los alumnos puedan insertarse en la sociedad practicando una ciudadanía responsable, pero desde luego no es suficiente. Para formar mejores ciudadanos, que paulatinamente sean gestores del cambio en sus propios contextos y cambien la percepción de inseguridad en sus diferentes ámbitos de desarrollo, es preciso atender la desigualdad económica, estrechamente relacionada con el conocimiento cívico de los alumnos mexicanos. Reducir esa brecha es el verdadero reto en nuestro país.

La educación es la aliada indispensable para erradicar la desigualdad, la inseguridad y fortalecer la formación cívica y ética. La escuela debe ser un espacio formativo de calidad que desarrolle conocimientos, habilidades, actitudes y valores en torno al ejercicio de una ciudadanía democrática en el siglo XXI.

Te recomendamos consultar la ficha 10. Nuestros retos en la materia, en la que se presentan algunas conclusiones y recomendaciones derivadas del estudio Cívica 2016, así como experiencias escolares, compartidas por docentes, sobre los procesos que intervienen en la formación ciudadana del alumnado.

También pueden interesarte los siguientes artículos:

Referencias

FAESLER, Julio (2019). “Educación y seguridad”. Excélsior, Opinión, 03 de mayo (en línea).

INE. Instituto Nacional Electoral (2019). Consulta Infantil y Juvenil 2018. Reporte de resultados. Ciudad de México: INE.

INEE. Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (2018). Estudio Internacional de Educación Cívica y Ciudadana. Cívica 2016. Informe nacional de resultados. Ciudad de México: INEE.

Hits
Tags: Blog RED

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp Whatsapp
Ir al contenido