Panorama de la educación y la evaluación en Sonora: una ruta para vencer los retos

“Mejorar la calidad educativa requiere un sistema de evaluación que genere información relevante para la toma de decisiones”, dice en entrevista para la Gaceta, el licenciado Ernesto De Lucas Hopkins, secretario de Educación y Cultura del estado de Sonora, quien habla sobre las estrategias que impulsa para que la entidad vuelva a ser líder en materia de educación.
José Alfredo Botello Montes

Construir opciones educativas de calidad requiere que el Estado afronte el reto de implementar accio¬nes para recuperar niveles de eficiencia, eficacia y equidad en la generación de políticas de gobierno —señala Ernesto De Lucas Hopkins, actual secretario de Educa¬ción y Cultura del estado de Sonora—. En nuestro país, el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto impulsa una Reforma Educativa cuyo objetivo fundamental es confor¬mar un sistema educativo de calidad para todos, tal como quedó explicitado a partir de la modificación del artículo tercero constitucional, aprobado por todos los integrantes de las Cámaras de Diputados y Senadores de la República.
Además, con la descentralización que da autonomía al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (inee) se han legitimado e institucionalizado los sistemas de eva¬luación para promover la calidad educativa. En este senti¬do, la nueva administración estatal, liderada por la gober¬nadora Claudia Pavlovich Arellano, ha colocado la calidad como un elemento transversal para el diseño de políticas y programas educativos, sin subestimar los retos que enfren¬ta Sonora en materia de cobertura y atención a la demanda, principalmente en el nivel medio superior y superior.

La evaluación para mejorar
La pretensión de mejorar la calidad del sistema educa¬tivo estatal —afirma quien ha desempeñado diversos cargos públicos en Sonora por más de una década— re¬quiere un sistema de evaluación que genere información oportuna y relevante para la toma de decisiones, y que rinda cuentas, tanto de los resultados como de los pro¬cesos educativos. Los insumos que se derivan de la eva¬luación deben utilizarse para diseñar políticas públicas tendientes a generar acciones para elevar la calidad dela educación y fomentar la equidad en la distribución de oportunidades educativas. Algunos de los principales insumos son generación, análisis y difusión de informa¬ción y conocimiento educativo; diseño y operación de un sistema de indicadores para valorar el estado de la calidad de la educación en la entidad; realización y promoción de estudios e investigaciones que sustenten el diseño de programas específicos acordes a las necesidades de nues¬tro estado, como el fortalecimiento a la infraestructura yequipamiento, la formación y desarrollo profesional, y los programas compensatorios, entre otros. En el mar¬co de la reforma actual, otro insumo muy importante lo conforman los niveles de logro de los aprendizajes de los alumnos y la idoneidad de los actores educativos.

Finalmente, una prioridad de este gobierno es incluir entre los insumos para el diseño de políticas públicas y educativas, en particular, la eficiencia y eficacia en el uso de los recursos públicos, y que los resultados de las mismas tengan congruencia con el Plan Estatal de Desarrollo 2016-2021 y se concreten en el Programa Sectorial de Educación para el Estado de Sonora.

Los retos en el uso de la información

Ahora bien, con respecto a los retos frente a la evaluación —señala quien también fuera diputado federal—, es im¬portante aclarar que elaboramos un diagnóstico amplio y profundo del sector, tanto de manera sistémica (insumo, proceso y producto) como por tipo y nivel educativo. Asi¬mismo, se evaluaron las diferentes políticas y programas implementados por el Gobierno que nos precedió. Sin embargo, no fue una tarea fácil, ya que nos enfrentamos a la falta de información y a la alteración de la misma, lo que daba poca certeza y claridad a nuestro punto de partida.
Por lo anterior, es un reto generar información certera y oportuna que permita a esta administración y a las veni¬deras tomar decisiones pertinentes en materia de política educativa, las cuales posibiliten tener elementos para eva¬luar el desempeño del Gobierno. Por ello, proponemos la reactivación de una institución de evaluación estatal que trabaje de la mano con el inee para generar y difundir los insumos para el diseño e implementación de acciones, en especial de las que se requieren para cumplir con las atri-buciones que le competen en la puesta en marcha de la Reforma Educativa, tales como la propuesta de perfiles, parámetros e indicadores de carácter complementario; la selección y capacitación de los evaluadores conforme a los lineamientos que el inee expide; la emisión y difusión oportuna de convocatorias e implementación de los dife¬rentes procesos de evaluación en apego a la Ley General de Servicio Profesional Docente (lgspd) y los lineamientos derivados de la misma y establecidos por el Instituto; la difusión de resultados y recomendaciones para el diseño de ofertas de formación continua y desarrollo profesional pertinentes a los mismos, y la suscripción de convenios con instituciones públicas autorizadas, entre otras más que son fundamentales para mejorar la calidad de la educación.

De la administración anterior (2009-2015) —destaca De Lucas, quien fungió como director nacional de ProMéxico y del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (ime)— recibi¬mos un sistema educativo con serias deficiencias en progra¬mas de formación y desarrollo profesional de los docentes y en infraestructura, entre otros rubros importantes. Por tanto, la calidad educativa que antaño distinguía a Sonora, revelada a través de las diferentes evaluaciones externas, se diluyó.

Por otra parte, la falta de información sobre la Reforma Educativa y la poca claridad y transparencia en la imple¬mentación de la lgspd y sus procesos dividieron al magis¬terio (con fuerte impacto social) e incidieron negativamente en la cultura y el clima laboral requeridos para establecer acuerdos y estrategias que hubieran permitido operar exito¬samente las acciones emanadas de esta Reforma, incluyendo la difusión y la capacitación de todos los actores implica¬dos. La consecuencia fue una implementación caótica de las mismas, por lo que no se aplicaron de manera oportuna ante el malestar generalizado del magisterio.

La falta de transparencia en el ejercicio de los recursos públicos destinados a la educación llevó a la paralización de programas y obras educativas, particularmente en el nivel medio superior; hablando de los subsistemas descen¬tralizados, el Gobierno del estado los recibió sumergidos en serios problemas financieros. Finalmente, un aspecto por demás preocupante fue la caída de los resultados del logro educativo de los alumnos sonorenses.

El diseño del Programa Sectorial de Educación

Como podemos apreciar —afirma el maestro en Leyes y Gobierno por el Washington College of Law—, el estado en que recibimos el sistema educativo sonorense al iniciar la presente administración implica grandes retos que ne¬cesitan una política pública que los enfrente y atienda, a partir de estrategias y líneas de acción que tengan como prioridad restaurar la confianza del ciudadano sonorense, involucrando a la gente en las decisiones gubernamentales y promoviendo la cooperación en todos los órdenes de la vida pública. Esto quedó establecido en el Plan Estatal de Desarrollo 2016-2021, documento que concibe la confian¬za como un reto centrado en la eficiencia, entendida ésta como el Gobierno que responde a las necesidades de la po¬blación, a partir de una actuación centrada en la respon¬sabilidad, en el adecuado manejo de los recursos públicos y en la aplicación de políticas públicas innovadoras que se rijan por tres atributos esenciales: transversalidad, igual¬dad y competitividad.

Lo anterior debe concretarse en el Programa Sectorial de Educación 2016-2021, que dará rumbo a nuestro siste¬ma educativo y en el cual será de vital importancia contar con un sistema de evaluación estatal que permita la toma de decisiones oportuna y retroalimente los programas edu¬cativos (un sistema de indicadores dinámico y confiable).
Tenemos claro que, para recobrar la calidad educativa con que contábamos los sonorenses, será necesario garan¬tizar la normalidad mínima del sistema educativo estatal; fortalecer la autonomía de la gestión de las escuelas pero con el total apoyo del gobierno estatal; recuperar y ponde¬rar los programas de formación y el desarrollo profesio¬nal de los trabajadores de la educación en el marco de la Reforma Educativa; trabajar con la Federación para imple¬mentar los programas de rehabilitación, mantenimiento y construcción en materia de infraestructura educativa, así como equipamiento y dotación de materiales, y rescatar los programas de acompañamiento y los compensatorios que llevaron a Sonora a ser líder en logro educativo, y que permitan abatir el rezago y el abandono escolar.

Las estrategias

Con base en los principales retos mencionados —comenta De Lucas Hopkins—, hemos trabajado bajo las siguientes estrategias:

a) Transparencia en el ejercicio de los recursos públicos destinados a la educación, así como en los sistemas de información que permitan recobrar la confianza de los ciudadanos en sus autoridades. Desburocratización de los procesos para hacer realidad la descarga y simplifi¬cación administrativa.
b) Difusión de la Reforma Educativa y cumplimiento de las leyes secundarias y procesos inherentes a la misma, a partir de la creación de la Coordinación Estatal del Ser¬vicio Profesional Docente (cespd) y de la vinculación in¬terinstitucional con la Autoridad Educativa Federal (aef) y el inee. Capacitación para que los docentes cumplan en tiempo y forma con los diferentes procesos de evaluación del desempeño. Nutrir la participación en la evaluación para el ingreso y la promoción, transparentando los resul¬tados. Programas compensatorios incluyendo becas y uni¬formes escolares, mediante la transparencia en el ejercicio de los recursos y la simplificación de los procedimientos.
c) Fortalecimiento de la infraestructura: rehabilitación y mantenimiento de espacios educativos, así como equi¬pamiento y dotación de materiales y mobiliario.
d) Programa de acompañamiento para análisis de resulta¬dos de evaluación de los aprendizajes para el diseño e implementación de programas específicos en cada es¬cuela y cada grupo, que tengan como base la mentoría y tutorías para estudiantes en riesgo de rezago y abandono escolar.
e) Fortalecimiento de la calidad educativa, con un progra¬ma de trabajo que incide en las escuelas con los resulta¬dos más bajos en el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea) que puso en operación el inee a partir del ciclo escolar 2014-2015.

Ahora bien, en el marco de la Reforma Educativa —con¬tinúa Ernesto De Lucas, quien fue presidente del Comité Directivo Estatal del pri en Sonora en 2008—, la calidad y la equidad fungen como ejes rectores sobre los cuales debe sus¬tentarse la educación en nuestro país y, por tanto, en nuestro estado.
La Secretaría de Educación y Cultura de Sonora consi¬dera que el monitoreo y seguimiento a la mejora educativa deben estar asociados prioritariamente a todos aquellos elementos que permitan alcanzar el máximo logro en los aprendizajes de los alumnos: materiales educativos, méto¬dos, organización, infraestructura, equipamiento y labor de los maestros y directivos.

Es innegable que la política nacional para la mejora de la calidad educativa se basa en la Reforma, por lo que compete al gobierno estatal cumplir eficazmente las atribuciones que la lgspd otorga a la Autoridad Educativa Local para ope¬rar con eficiencia y eficacia. Para ello, es imprescindible la vinculación y comunicación constante con la aef y el inee, con el fin de contribuir al cabal cumplimiento de la lgspd y de los lineamientos que de ésta se derivan o, en su defec¬to, proponer acciones de perfeccionamiento y mejora, con base en las experiencias y especificidades de cada entidad, sin perder de vista el propósito común de fortalecer y elevar la calidad del sistema educativo local y nacional.

Algunas estrategias que se consideran fundamentales para la mejora de la calidad educativa en la entidad son:

a) Rescatar y fortalecer al Instituto de Evaluación Educativa del Estado de Sonora (IEEES).
b) Consolidar la Coordinación Estatal del Servicio Profesional Docente.
c) Formular políticas públicas a partir de los resultados arrojados por el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial.
d) Establecer como prioridad un programa de formación y desarrollo profesional docente y directivo para educa¬ción básica y media superior.
e) Formular programas educativos focalizados a partir de los resultados arrojados por las evaluaciones externas.
Hoy trabajamos en el diseño de estrategias para revertir los resultados de Planea, que representan un gran reto, ya que en educación primaria, Sonora quedó en el lugar 18 en Lenguaje y Comunicación, y en el penúltimo lugar en Matemáticas, mientras que en secundaria, los resultados fueron menos alentadores al colocarse nuestra entidad en el lugar 27 en ambos rubros.

Para enfrentar este desafío, nos dimos a la tarea de identificar aquellos centros escolares que obtuvieron los más bajos resultados, con el fin de establecer estrategias que involucraran a directivos, profesores, estudiantes y pa¬dres de familia, sin dejar de fortalecer a aquellos planteles con buenos resultados. Aunque dichas estrategias aún se encuentran en proceso, estamos seguros de que nos per¬mitirán obtener mejores resultados porque tenemos la experiencia de años anteriores en la implementación de programas de apoyo y acompañamiento basados en los re¬sultados de evaluación que llevaron a Sonora a ser líder en logro educativo.

En este sentido, considero que una experiencia exitosa que debe ser difundida y replicada es el Programa Nueva Escuela, diseñado a partir de la emergencia del Sistema de Evaluación Estatal en 2004, con base en la legislación de la evaluación del estado y la creación del Instituto de Innovación y Evaluación Educativa del Estado de Sonora (ieees). Es necesario que la esencia de este programa de acompaña¬miento y fortalecimiento de la gestión escolar se recupere y fortalezca para volver a posicionar a Sonora como líder en calidad educativa.

Conozca más sobre la Secretaría de Educación y Cultura del Sonora: http://goo.gl/hDRw3P

Hits
Tags: Gaceta No.04

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Twitter Linkedin WhatsApp Whatsapp
Ir al contenido